Documentos de la Universidad Estatal de Colorado sobre la investigación de patógenos de murciélagos

Correo electrónico Compartir Tweet

Esta publicación describe documentos de los profesores de la Universidad Estatal de Colorado (CSU) Rebekah Kading y Tony Schountz, que US Right to Know obtuvo de una solicitud de registros públicos. Kading y Schountz son virólogos que estudian patógenos asociados a murciélagos en puntos calientes de todo el mundo. Colaboran con EcoHealth Alliance, el Departamento de Defensa de EE. UU. (DoD) y la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA), el brazo de investigación y desarrollo del ejército de EE. UU.

Los documentos ofrecen un vistazo al complejo militar-académico de científicos que estudian cómo prevenir la propagación de posibles patógenos pandémicos de los murciélagos. Los documentos plantean preguntas sobre los riesgos de contagio, por ejemplo, del envío de murciélagos y ratas infectadas con patógenos peligrosos. También contienen otros elementos dignos de mención, que incluyen:

  1. En febrero de 2017, los coordinadores del Departamento de Defensa del Programa de Participación Biológica Cooperativa de la Agencia de Reducción de Amenazas de Defensa anunció una nueva alianza global de murciélagos "para construir y aprovechar las capacidades nacionales y regionales para generar una mejor comprensión de los murciélagos y su ecología dentro del contexto de patógenos de preocupación para la seguridad". Asociado con esto, los correos electrónicos Mostrar una colaboración entre CSU, EcoHealth Alliance y los Laboratorios Rocky Mountain de los Institutos Nacionales de Salud para construir un sitio de investigación de murciélagos en CSU para expandir los estudios de infección de murciélagos.
  2. La alianza global de murciélagos se convirtió en un grupo llamado Bat One Health Research Network (BOHRN). Para 2018, los científicos clave de BOHRN estaban trabajando con DARPA en un proyecto llamado PREEMPT. Registros CSU en PREEMPT muestran que Rocky Mountain Laboratories, CSU y la Universidad Estatal de Montana están desarrollando vacunas "escalables con vectores" para propagarse a través de poblaciones de murciélagos "para prevenir la emergencia y la propagación" de posibles virus pandémicos de murciélagos a las poblaciones humanas. Su objetivo es desarrollar "vacunas autodifundidas ” - que se propagan de forma contagiosa entre murciélagos - con la esperanza de eliminar los patógenos en sus reservorios animales antes de que se propaguen a los humanos. Esta investigación plantea preocupaciones sobre las consecuencias no deseadas de liberar a la intemperie entidades auto-diseminadas genéticamente modificadas, y los riesgos ecológicos de su evolución, virulencia y propagación desconocidas.
  3. El envío de murciélagos y ratas infectados con patógenos peligrosos crea el potencial de un derrame involuntario a los humanos. Tony Schountz escribió al vicepresidente de EcoHealth Alliance, Jonathan Epstein, el 30 de marzo de 2020: “RML [Rocky Mountain Labs] importó el reservorio del virus Lassa haciéndolo nacer en cautiverio en África, luego la descendencia se importó directamente a RML. No sé si los murciélagos de herradura pueden nacer en cautiverio, pero esa podría ser una vía para aliviar las preocupaciones de los CDC ". Virus Lassa se transmite por ratas que son endémicas de África occidental. Provoca una enfermedad aguda llamada fiebre de Lassa en los seres humanos, que provoca unas 5,000 muertes cada año (tasa de mortalidad del 1%).
  4. El 10 de febrero de 2020, el presidente de EcoHealth Alliance, Peter Daszak envió un correo electrónico solicitar a los signatarios un borrador de El un artículo del XNUMX de Lancet, una declaración "Para condenar enérgicamente las teorías de conspiración que sugieren que 2019-nCoV no tiene un origen natural". En el correo electrónico, Daszak escribió: “Los Dres. Linda Saif, Jim Hughes, Rita Colwell, William Karesh y Hume Field han redactado una declaración simple de apoyo para los científicos, la salud pública y los profesionales médicos de China que luchan contra este brote (adjunto), y los invitamos a unirse a nosotros como los primeros signatarios. " No mencionó su propia participación en la redacción de la declaración.  Nuestro informe previo mostró que Daszak redactó el comunicado que fue publicado en The Lancet.
  5. Tony Schountz intercambió correos electrónicos con los científicos clave del Instituto de Virología de Wuhan (WIV) Peng Zhou, Zhengli Shi y Ben Hu. En un correo electrónico de fecha 30 de octubre de 2018, Schountz propuso a Zhengli Shi una "asociación flexible" entre el Laboratorio de Enfermedades Infecciosas y Artrópodas de CSU y WIV, que implica "colaboración en proyectos relevantes (por ejemplo, arbovirus y virus transmitidos por murciélagos) y formación de estudiantes". Zhengli Shi respondió positivamente a sugerencia de Schountz. Los registros no sugieren que se inició tal colaboración.

Para más información

Puede encontrar un enlace a todo el lote de documentos de la Universidad Estatal de Colorado aquí: Registros CSU

US Right to Know es publicar documentos obtenidos a través de solicitudes de libertad de información pública (FOI) para nuestra investigación de peligros biológicos en nuestro post: Documentos de FOI sobre los orígenes del SARS-CoV-2, los peligros de la investigación de ganancia de función y los laboratorios de bioseguridad.

¿Qué tan seguros son los biolabs en el estado de Colorado?

Correo electrónico Compartir Tweet

borrador de propuesta de financiamiento fo la construcción de un nuevo biolab en la Universidad Estatal de Colorado plantea preguntas sobre seguridad y protección en sus biolabs existentes en Fort Collins, Colorado.

El borrador de la propuesta busca financiamiento de los Institutos Nacionales de Salud para reemplazar la infraestructura "envejecida" dentro de CSU Centro de Enfermedades Infecciosas Transmitidas por Vectores, anteriormente conocido como Laboratorio de Enfermedades Infecciosas y Transmitidas por Artrópodos (AIDL). El centro cría colonias de insectos y murciélagos para experimentos de enfermedades infecciosas con patógenos peligrosos como los virus SARS, Zika, Nipah y Hendra. Los experimentos con patógenos vivos se realizan en parte en BSL-3 instalaciones, que son laboratorios herméticos con tecnologías especiales para evitar que los investigadores se infecten y propaguen infecciones.

Los autores de la propuesta (Tony Schountz y Greg Ebel de CSU y Jonathan Epstein, vicepresidente de EcoHealth Alliance) escriben que, "varios de nuestros edificios ya han superado su vida útil". Adjuntan fotografías de la acumulación de moho y hongos como prueba de instalaciones que se "degradan rápidamente" y que "gotean cuando llueve".

La propuesta también explica que el diseño existente del laboratorio requiere que las muestras de células de murciélagos e insectos infectados "sean transportadas a diferentes edificios antes de su uso". Afirma que los autoclaves existentes, que esterilizan materiales biopeligrosos, "con frecuencia funcionan mal y existe una preocupación legítima de que continuarán haciéndolo".

Es posible que se exageren los problemas porque respaldan una solicitud de financiación. Aquí hay un extracto de la propuesta de financiación con las imágenes.

La propuesta plantea varias preguntas: ¿Hay vidas humanas en riesgo por el equipo y la infraestructura defectuosos de AIDL? ¿Esta decrepitud aumenta la probabilidad de una fuga accidental de patógenos peligrosos? ¿Hay otras instalaciones afiliadas a EcoHealth Alliance en todo el mundo que estén igualmente degradadas e inseguras? ¿Fueron las condiciones igualmente inseguras, por ejemplo, el Instituto de Virología de Wuhan, financiado por EcoHealth Alliance? Ese instituto ha sido identificado como una posible fuente de SARS-CoV-2, el virus que causa Covid-19.

Registros del comité institucional de bioseguridad de la CSU (IBC), obtenido a través de una solicitud de registros públicos, parece reforzar las preocupaciones sobre la seguridad de los biolabs de CSU. Por ejemplo, actas de reuniones Desde Mayo 2020 indican que un investigador de CSU adquirió la infección por el virus del Zika y los síntomas después de manipular mosquitos infectados experimentalmente. El IBC señaló: "Lo más probable es que se tratara de una picadura de mosquito que no fue detectada durante un tiempo caótico debido a los cierres y cambios de COVID-19".

Irónicamente, el aumento de la investigación sobre enfermedades infecciosas en el SARS-CoV-2 puede haber aumentado el riesgo de fallas y contratiempos de bioseguridad en CSU. Las actas de IBC apoyo expreso para "Las preocupaciones planteadas con respecto a la gran cantidad de proyectos de investigación relacionados con el SARS-CoV-2 que ha ejercido presión sobre los recursos como el PPE, el espacio de laboratorio y el personal".

Si desea recibir actualizaciones periódicas sobre nuestra investigación de peligros biológicos, puede Suscríbase a nuestro boletín semanal aquí

USRTK pide a ODNI que desclasifique documentos sobre accidentes en laboratorios que almacenan patógenos peligrosos

Correo electrónico Compartir Tweet

Derecho a saber de EE. UU. (USRTK) ha preguntado la Oficina del Director de Inteligencia Nacional (ODNI) para desclasificar tres documentos sobre fallas de bioseguridad que ocurren en laboratorios que almacenan patógenos peligrosos.

La solicitud de revisión de desclasificación obligatoria (MDR) responde a las ODNI decisión retener tres documentos clasificados en respuesta a una solicitud de la Ley de Libertad de Información presentada por USRTK en agosto 2020.

La solicitud de la FOIA “buscaba inteligencia completa producida desde enero de 2015 sobre la liberación accidental o deliberada de agentes biológicos, fallas de contención en las instalaciones de investigación de nivel de bioseguridad (BSL) -2, BSL-3 o BSL-4, y otros incidentes de preocupación relacionados con investigación de bioseguridad de doble uso en instalaciones de investigación BSL-2, BSL-3 o BSL-4 en Canadá, China, Egipto, Francia, Alemania, India, Irán, Israel, Países Bajos, Rusia, ex países de la Unión Soviética, Sudáfrica , Taiwán, Reino Unido y Tailandia ".

ODNI dijo en su respuesta que había localizado tres documentos y determinó que estos "deben ser retenidos en su totalidad de conformidad con las exenciones de la FOIA" con respecto a la protección de materiales clasificados relacionados con métodos de inteligencia y fuentes de relevancia para la seguridad nacional. ODNI no describió ni caracterizó la naturaleza de los tres documentos o su contenido, salvo que respondían a la solicitud de la FOIA.

En su solicitud de MDR, USRTK solicitó que ODNI publicara todas las partes no exentas razonablemente segregables de los tres documentos.

USRTK cree que el público tiene derecho a saber qué datos existen sobre accidentes, fugas y otros percances en los laboratorios donde se almacenan y modifican patógenos con potencial pandémico, y si tales fugas están implicadas en los orígenes del COVID-19, que ha causado la muertes de más de 360,000 estadounidenses.

Para más información

US Right to Know está publicando documentos de nuestras solicitudes de registros públicos para nuestra investigación de peligros biológicos. Ver: Documentos de FOI sobre los orígenes del SARS-CoV-2, los peligros de la investigación de ganancia de función y los laboratorios de bioseguridad.

Página de fondo sobre la investigación de US Right to Know sobre los orígenes del SARS-CoV-2.